sábado, 24 de diciembre de 2011

Feliz Navidad



1.- Hoy es 24 de diciembre y esto lo transforma todo en Nochebuena.

     1.1.- Como todas las vísperas de festivo, esto no es una festividad en si, pero en España se celebra.
          1.1.1.- Lo tradicional es hacer una cena con la gente a la que quieres por lo que significan para ti.
               1.1.1.1.- O en su defecto, con la familia.
     1.2.- La Nochebuena se celebra en mi casa una cena de Navidad con la familia.
          1.2.- Hay varios componentes de mi familia con los que no me entiendo.
               1.2.1.- Mis primos.

2.- Lo cual significa que mañana es Navidad.

     2.1.- No soy una persona que tenga el espíritu navideño muy desarrollado.
          2.1.1.- Lo cual me transforma en un rancio.

3.- La Navidad tiene una serie de normas que me sacan de quicio.

     3.1.- Hay que estar feliz.
     3.2.- Hay que escuchar villancicos.
     3.3.- Hay que hacer regalos.
          3.3.1.- Lo que nos lleva al punto trágico de mi Navidad: hay que recibir regalos.
     3.4.- Hay que comer y cenar en familia.
          3.4.1.- Lo que nos lleva al punto trágico de mi Navidad: hay que comer y cenar con tú familia y con la de los demás, que no son tu familia.


4.- La Navidad conlleva un gasto de tiempo y de dinero del que no dispongo.

     4.1.- Tiempo y dinero en conseguir regalos.
     4.2.- Tiempo y dinero en organizar comidas y cenas.
          4.3.- Tiempo y dinero en comprar ropa nueva para esas comidas y cenas.

5.- La Navidad también conlleva la recepción de regalos por parte de mi familia y pareja (y, en ocasiones, amigos), lo que me ocasiona algunos problemas sociales.

     5.1.- No llevo muy bien el tema de los regalos.
          5.1.1.- Mi familia y pareja (y, en ocasiones, amigos) lleva mucho peor el tema de los regalos conmigo.
     5.2.- Por el contrario, soy un auténtico crack haciendo regalos.
          5.2.1.- Lo cual produce un efecto negativo a la hora de recibirlos.
               5.2.1.1.- Es como si Rafa Nadal jugase un partido de dobles conmigo.

6.- No me gusta recibir regalos porque normalmente no acepto que un regalo me pueda gustar.

     6.1.- Es decir, si me haces un regalo, lo más probable es que no me guste.
          6.1.1.- Probablemente por tu culpa
               6.1.1.1.- El valor que le doy al regalo se basa, no en el objeto en si, sino en la idea.
     6.2.- No es una cuestión de orgullo, se trata más bien de una variante extraña de melancolía.

7.- Luego están los regalos que te hace la gente obligada a hacértelos porque tú se lo haces a ellos de forma obligada.

     7.1.- En el ámbito de mi familia se traduce a un intercambio de la misma cantidad de dinero entre mis padres y mis tíos para todos los primos.
          7.1.1.- Que es como si mi padre me diera todo el dinero a mi directamente en lugar de sacarlo a pasear inútilmente encima de una mesa llena de comida.

     7.2.- Y los regalos de las abuelas, que como no te conocen, también te dan dinero.

8..- Todo ese dinero recibido sirve en realidad para dos cosas.

     8.1.- Recuperar la inversión del dinero gastado en los regalos.
     8.2.- Gastármelo en un arrebato consumista en objetos que creía desear pero que al final no he usado o me han satisfecho como esperaba.
          8.2.1.- Véase: Cámara de fotos lomográfica.

9.- La Navidad se traduce en un gasto de dinero del que no dispongo y con el que no consigo saciar mis carencias sociales/afectivas.

10.- La Navidad es una operetta que sirve para ejemplificar una parte inocente del circuito del dinero.

     10.1.- Lo cual, personalmente, no me hace feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar.